Share

¿Cuánto vale tu seguridad?

En el mundo motociclista existen infinidad de tipos de cascos y qué decir de diseños, colores y precios…

Si hiciéramos una lista, casi estamos seguros que no terminaríamos de mencionarlos. Sin embargo, algo muy cierto es que no todos cumplen con las normas mínimas de seguridad dada su fabricación o su modelo, por lo que en caso de accidente, tu cabeza es la que sufre las peores lesiones… y eso si tienes ‘suerte’.

Y es que si tienes la motocicleta de tus sueños, no existe un complemento más perfecto que el que tu equipamiento de seguridad también lo sea, pero eso sí, debe de ser de la mejor calidad, puesto que bien refiere una frase: Dime cuanto vale tu casco y te diré cuanto valoras tu vida…

Es así como hoy en tu Revista Mototec te damos 10 aspectos y razones de cómo saber si tu casco es homologado o apto para tu seguridad y del por qué es recomendable utilizar un casco certificado y no sólo uno de los famoso ‘quita multas’ que, de hecho ni siquiera cumplen con la norma que refiere expresamente que el casco debe de estar homologado.

1.- La mayoría de cascos homologados están fabricados en policarbonato/Lexán, fibra de vidrio, fibra de carbono o aramida.

2.- Verifica que en tu casco cuente con alguna de estas siglas: DOT, SNELL, ECE, SE

3.- Un buen casco protege de lesiones tu rostro, tu cráneo y tu cerebro

4.- El uso de un buen casco reduce la probabilidad de muerte en caso de accidente hasta en un 30%

5.- El 85% de las muertes en accidentes motociclistas se producen a consecuencia de lesiones cerebrales y, dentro ello, la razón es el no uso del casco o un casco no certificado

6.- El usar un buen casco, en caso de colisión funge como una barrera preventiva contra un impacto directo con tu cráneo y absorbe parte del golpe

7.- Evitan que cualquier objeto o insecto afecte a la vista y son útiles para reducir el sonido del viento y proteger la audición.

8.- Los motociclistas que usan casco de calidad tienen un 73% menos de mortalidad que los que no lo usan.

9.- Están garantizados por el distribuidor

10.- SALVARÁ TU VIDA

Y tras esto, nunca… nunca olvides llevar tu casco bien puesto y asegurado correctamente. Además, si tu casco es homologado pero ya tuviste un percance con él y esta dañado, es importante que lo reemplaces puesto que su calidad de protección será prácticamente nula.

Cuida de ti, recuerda que siempre hay alguien que espera nuestro regreso tras una rodada.