Share
BluSnap, el aire acondicionado para el casco de la moto

BluSnap, el aire acondicionado para el casco de la moto

Cuando llega el calor uno de los grandes desafíos que nos encontramos a la hora de subir a la moto es poder combatirlo. Hay muchos elementos que nos ayudan a luchar contra él, aunque el último invento es, cuanto menos, peculiar. Se trata del BluSnap, aire acondicionado para instalar en el casco y ya se puede reservar.

Todos los que han cogido una moto en pleno verano se han dado cuenta rápido de que el calor no nos abandona aunque estemos circulando. Es cierto que dejamos atrás el que desprende nuestra moto y que la brisa puede llegar a rebajar un poco la sensación de calor en algún momento, pero si hace calor de verdad ni la mejor ropa ventilada ni el casco mejor pensado nos va a librar de padecerlo.

Tenemos ropa preparada para el verano, alguna de ella que nos ayuda a luchar seriamente contra el calor y los sistemas son variados si hablamos del cuerpo. Ya hemos visto en otras ocasiones qué podemos hacer para librarnos del peor calor y aunque hay herramientas efectivas siempre es mejor no salir en los momentos más calurosos del día si es que tenemos esa opción.

Y si no la tenemos, para eso han creado en India el BluSnap, un curioso sistema de aire acondicionado portátil y para colocarlo en el casco. El aparato en sí es voluminoso y se coloca en el frontal del casco, justo en la zona que ocupan habitualmente las entradas de aire.

El BluSnap consiste en un pequeño depósito de agua, un radiador, un ventilador eléctrico y un filtro de aire, además de la batería que hará funcionar el sistema. Al evaporar el agua se consigue que esta reacción absorba parte del calor a la par que el ventilador conduce este “aire fresco” al interior del casco.

Según las estimaciones del fabricante de este producto, que saldrá a la venta en India por unos 25 euros, es capaz de variar la temperatura interior entre 6 y 15 grados en función de la humedad que haya en el ambiente. Sobre las características técnicas del producto, que comenzará a comercializarse en marzo, se desconoce el peso final pero sí que la batería durará en torno a 10 horas y el depósito de agua dos. Tampoco hay constancia de test de seguridad y cómo afectaría el aparato, que va sujeto al casco con una cinta, en caso de caída.