Huánuco y Los Caballeros de León

Huánuco y Los Caballeros de León

Ticlio – 4,818 msnm

De la Costa a la cordillera

Todo va quedando listo, las horas previas a la salida son claves, equipaje listo, solo 3 poleras, 1 jean y un par de zapatillas, todo lo demás es para tener lista a nuestra montura, mi hermosa R1200GS Adventure, la mejor compañera de aventuras.

Una vez listo todo, nos aventuramos temprano 7:00 am a salir a la ruta, recorrimos la carretera central hasta Ticlio, el punto más elevado son 4,818 msnm, es normal que nos falte el oxígeno hasta dicha altura, lo importante es cuidar de no hacer sobre esfuerzo, esto genera una falta marcada de oxígeno, se le conoce como mal de altura; es normal padecerlo, obvio pasando San Mateo está sensación se hace más marcada y una vez empiezas a subir a Ticlio en Morococha ya experimentas ese aire livianamente frío señal de que estamos en pleno ascenso a la cordillera,­ el paisaje es muy pintoresco y mágico lleno de imponentes montañas que cambian de un gris plateado a un bello rojo magistral, de a pocos vez como la vegetación se va haciendo más exigua y pasan a dominar el ichu, los quinuales y uno que otro arbusto.

Siguen las curvas y ya se va observando algunas lagunas señal de que estamos cerca a la cumbre, hay dos puntos donde es posible parar para la obligatoria foto de rigor, pero ojo siempre con cuidado, una vez en Tíclio la foto debe ser un punto de control fotográfico que debe ser inmortalizado.

Sube a tu moto y no pares hasta el Tambo en la Oroya, una vez ahí básico un hule caldo de cordero junto a un pan con bisteck y claro su buen café de San Ramón, la idea es hacer esta parada ya de bajada no antes de subir a Ticlio, ayudará a mitigar el efecto del soroche, si de todas te sientes mal, toma una pastilla de sorochipill, a mi me funciona muchas veces degustar un caramelo de limón.

Coge la carretera central sigue derecho y toma el desvío a la derecha, este desvío te permitirá llegar a la pampa de Junín hermoso paraje alto andino, hoy en día muy poblado, ojo ten cuidado saliendo de la Oroya con los animales de la zona, sobre todo vicuñas y llamas.

En esta zona de unos 100 km de largo se destacan el pueblo de Junín el cual produce una gran cantidad de lana de oveja, también es muy conocido su queso, a nivel agrícola es increíble como crece la maca, la mashua entre otro tubérculos altos finos, de sabor variado la maca tiene extraordinarias propiedades nutricionales pero es muy poco aprovechado en nuestro país.

En el pueblo de Carhuamayo es posible parar para repostar combustible hay buenos grifos con combustible variado 90, 95 octanos, rodando un poco más cerca al cruce de Cerro de Pasco, ciudad minera por excelencia, hay unos pueblos muy pintorescos la idea es que llegues a Vicco, tomes el desvío a la izquierda y vistes unas horas el Bosque de Piedras de Huayllay, hermoso paraje rodeado de pétreas montañas que acompañan el verde de la pampa, incluso es posible recorrerlo por tramos en moto.

Una vez saliendo de Huayllay, debes retomar la carretera central e iniciar el descenso hacia Chicrin, pequeño pueblo minero en dirección a Huánuco, el paisaje se va tornando cada vez más colmado de vegetación la cual contrasta con las quebradas en las que podrás apreciar grupos de animales pastando en la zona, el clima sentirás va cambiando y subiendo de a pocos; señal de que la Ciudad de los Caballeros de León está cerca, llegarás a Huariaca, hermoso y pintoresco pueblo ubicado al lado del Río Huallaga el cual aún no es tan caudaloso, seguimos y cruzarás un hermoso puente de piedras señal de que estás en Ambo a 30 km de Huánuco aproximadamente, de a pocos te internarás en la ciudad llegando a su preciosa plaza de armas, frente a la cual se halla el hotel de turistas, muy recomendado y sobre todo confortable, ahora es tiempo de salida e a cenar paso dijo El Huapri, conocido café Huanuqueño, pide tu salchipapa especial no te arrepentirás, luego a descansar que al día siguiente obligado un paseo por los diversos atractivos de Huánuco, como sugerencia en el mismo hotel te hacen la recomendación para tomar los servicios de algún guía de la zona, este incluye la movilidad incluso, nada caro.

Al tercer día y después de haber descubierto Huánuco desde otra perspectiva pues tenemos que regresar y emprendemos directo a Ambo, previa verificación de la moto, una vez en Ambo seguir a la mano Derecha en dirección a Oyon, son 150 km de trocha con diversos tipos de camino pero de una belleza astral, nada más pleno que ser uno con la naturaleza, siempre en este camino clave manejar a la defensiva ya que circulan algunos camiones mineros y algunos colectivos.

Recuerda el primer tramo es Ambo-Yanahuanca sentirás como vas ascendiendo dada la altura en esta zona debes tomar en cuenta nuevamente la altura y los efectos que podría ocasionar en Ti, obligatorio un par de paradas en la ruta para disfrutar del paisaje e inmortalizar dicho momento.

Una vez en Yanhuanca, busca algún local donde comprar queso de la zona, muy delicioso y con uña textura en paladar fenomenal, seguimos en la ruta y cruzamos el abra cerca a Oyon, pero cuidado la bajada hace que se eleve el nivel de manejo, vienen curvas llenas de fesh-fesh o talco, mucha grava y piedras sueltas ante las cuales el menor descuido y estamos en el suelo, lo mejor es avanzar muy traccionado cuidando los derrapes y las frenadas bruscas, seguidas y veraz como el paisaje se torna lleno de asentamientos mineros y con mucho tráfico de camiones, lo cual nos debe poner más alertas, la ruta es estrecha y muy rota, amén de la cantidad de zonas urbanas pegadas a la carretera lo cual significa mascotas en el camino, mucho cuidado no queremos que atropelles a algún perro o que caigas al suelo.

Una vez en Oyon busca la pequeña plaza municipal y frente a ella podrás por S/.12 degustar un excelente menú, en Oyon no hay mucho que ver pero te sentirás aliviado por que ya se acabo la trocha y empieza de a pocos la bajada hacia el turístico pueblo de Churin, entonces llegamos a Churin por una carretera muy bien asfaltada y nos ponemos a buscar algún hospedaje, de estos hay muchos y de divisas calidades para todos los bolsillos.

Cuando sales de Churin recuerda hacerlo temprano con calma y buen desayunado, una buena trucha frita con café y pan nos viene bien, seguimos el descenso a Sayan, punto obligatorio es su plaza de armas tan pintoresca con sus casitas coloniales y su imponente iglesia, a un costado podrás encontrar la fábrica de dulces de Sayan que no puedes dejar de probar.

Una listo nos EVA mente enrulábamos a la carretera rumbo a Río Seco, en este cruce tomaremos la ruta que nos lleva directo a Lima, pasando por Chancay, si aún tienes algo de hambre podrías parar en el Pino, al lado de la carretera panamericana norte y disfrutar de La culinaria de la zona, casi casi has llegado sigues y una vez en la variante de Pasamayo ya estás en Lima, ingresando por Ancón, recuerda repostar en Chancay combustible así seguirás de largo hasta tu hogar.

Nos encontraremos en la próxima entrega con un nuevo destino dentro de nuestro hermoso país.

Escribe: Ricardo Waldir Trujillo Fajardo

Moto: R1200GS Adventure TFT