Motociclista viaja por el mundo fabricando esculturas de metal reciclado y las dona a hospitales

1

escultor-turco-16Su nombre es Humberto Salomón, pero todos los llaman “El Turco”, de profesión escultor de metal reciclado, es de la ciudad de Jujuy, Argentina, la cual dejó hace 6 meses.

“Dejó a su esposa e hijos para emprender un viaje de enseñanza”

Luego de pasar por unos problemas financieros, y tras la muerte de su madre, decidió que era momento de viajar en motocicleta por el mundo mostrando su arte y a la vez ayudando a los niños enfermos. Dejó a su esposa e hijos para emprender un viaje de esperanza y enseñanza.

escultor-turco-5“Al querer retomar mi trabajo y seguir haciendo lo que me gusta que es el arte, volví a mi taller y para mi sorpresa al abrir me di con un lugar vacío. Me habían robado todo. Mis herramientas y material. Quede devastado. No sabía qué hacer. Entonces hablé con mis hijos y mi esposa. Y decidí emprender un viaje por latinoamérica haciendo esculturas para donarlas en hospitales pediátricos y oncológicos de niños”, comentó el Turco.

Antes de Perú, estuvo por el país hermano de Bolivia donde tuvo gran éxito y acogida su labor social y sus esculturas.  El objetivo que se ha propuesto es recorrer el mundo, llegar a Estados Unidos y en su recorrido fabricar esculturas de metal reciclado para donarlos, con el único propósito de ayudar a cientos de niños de hospitales oncológicos y pediátricos. El dinero obtenido de la venta o subasta de su escultura va íntegramente a los niños.

escultor-turco-8“Con este viaje, quiero ser  un artista reconocido, y que algún día vivir otra vez de lo que más me gusta, el arte”, comentó Salomón.

Menciona que ha tenido mucha suerte, suerte de conocer gente maravillosa que le ha ayudado en muchas cosas, no nos da una lista de nombre porque nos dice que seria interminable, pero que de todo corazón les agradece a cada una de esas personas por su cariño y apoyo incondicional con su viaje y propósito.

Ahora se encuentra en Perú, con las miras de salir, ya en su próximo viaje hacia el norte, no sin antes dejar una escultura de metal a un oncológico de niños en Lima para ayudarlos.

“hijos míos, no hay nada imposible”

“Es un sueño y una meta que quiero hacer para mostrarles a mis hijos que no hay nada imposible en la vida.   Enseñarles a ellos que la vida nos golpea duro, pero no debemos rendirnos, No podemos darnos el gusto de bajar los brazos”, mencionó Salomón.

Gran mensaje que nos deja el Turco. Síguelo en sus redes sociales, para ayudar a difundir su arte y viaje. link aquí

Te dejamos más imágenes de su arte:

escultor-turco-2
escultor-turco-3
escultor-turco-4
escultor-turco-6
escultor-turco-7
escultor-turco-9
escultor-turco-10
escultor-turco-11
escultor-turco-12
escultor-turco-13
escultor-turco-14
escultor-turco-15
escultor-turco-17
escultor-turco-18
escultor-turco-19
escultor-turco-20

1 Comentario

  1. muchos podrán decir “se piro el turco”pero que hermosa locura !!digno de destacar y pensar que otros ganar millones por vender su arte y este tipo lo hace por una causa terriblemente noble en estos tiempos que corren!!

Dejar respuesta

Por favor, ingresa un comentario
Por favor, ingrese su nombre